Dolor de rodilla, de pie o de tobillo

Comprender el dolor de rodilla, de pie y de tobillo y cómo aliviarla con cuidados quiroprácticos.

↘ ¿Qué es el dolor de rodilla, de pie y de tobillo?

Conforme vamos envejeciendo, los riesgos de dolor al nivel de la parte baja de la pierna aumentan, especialmente en las rodillas, los pies y los tobillos. Aproximadamente, el 24% de los adultos tienen dolencias en las rodillas. Problemas como dolor y sensibilidad, una capacidad reducida para moverse, caminar o llevar pesos, y rigidez en la articulación puede significar que la persona pueda sufrir una osteoartritis, artritis reumatoide o alguna patología similar.

Si el dolor de rodilla, de pie o de tobillo aparece sin haber sufrido algún accidente o tensión, lo más probable es que haya sido causado por un aumento del peso corporal o un cambio en el modo de vida

 ¿Cómo la quiropráctica puede luchar contra los dolores en la parte inferior de la pierna?

La quiropráctica puede ser una buena opción para aliviar el dolor en la parte inferior de la pierna, particularmente en las zonas de las rodillas, los pies y los tobillos. En vez de tomar como usualmente hacemos, fármacos, los cuidados quiroprácticos dan a los pacientes una segura alternativa con ninguna adicción para arreglar estos problemas.
La terapia que ofrecen se llama generalmente el ajuste quiropráctico. Los ajustes quiroprácticos reducen las restricciones de las articulaciones o los desajustes de la columna vertebral o de otras articulaciones del cuerpo, y todo eso con el objetivo de reducir la inflamación y mejorar la función de la articulación afectada y del sistema nervioso. Al aumentar la movilidad de las articulaciones y al mejorar la función del sistema nervioso y de la columna vertebral, el cuerpo puede controlar mejor los síntomas causados por las rodillas, los pies o los tobillos.

Aquí se muestran algunos beneficios que la quiropráctica puede ofrecer a los pacientes que sufren de dolor de rodilla, de pie o de tobillo:

-Reducción de la incomodidad y del dolor
-Reducción de la inflamación
-Mejoría de la amplitud de movimiento
-Mejoría de la flexibilidad
-Mejoría del tono muscular y de la fuerza

Para saber si nuestros cuidados podrían ayudarle con sus dolores, no dude en contactarnos o en visitarnos para recibir la opinión y los consejos del quiropráctico, y también una primera evaluación de su situación y necesidades.

PRIMERA CITA

65€

ANÁLISIS +EXÁMENES +AJUSTE